Delirios de una mente trastornada

Letra y partitura para una canción imposible


(Introducción  hablada)

Voy a ser sincero, hace rato no lo soy; honesto en demasía, pero la sinceridad me resulta extraña. Verán, (según) mis estimados, no trato de ocultar esta autoproclamada condición (tan extraña que se ha vuelto demasiado común), me muestro al mundo sin filtros… bueno… al menos eso creo. Es difícil esto de saber que o no es realidad, trillado.

——————————————————————————————————————————

Siempre queda esa duda, goteando y rebotando como tortura china.

¿Acaso no ven dos realidades los camaleones?

Con la duda viene la pregunta, cambiando el tempo; allegrismo. El tono agudo, rompiendo el himen de la conciencia ¿Demasiado fálico? Repetitiva, congruente, racional… Se abre el ojo izquierdo.

(Coro)
¡Bang! Nueve segundos después la acción excita los nervios, despertando a los que se esconden en lo profundo. Sforzando de Metales. Dos blancas esferas de luz, en medio del escenario tocando en/el piano.

Burbujeantemente irrumpen los errores en el lenguaje ¿Dije que iba a ser sincero, no? Se abre el ojo derecho y el río de símbolos se seca, fósiles y oro se mezclan. Y viene la culpa…

Solo de oboe, morendo. Erráticos los ojos buscan, ese deseo, en la proximidad; el dulce aleteo de abeja. Sus patas llenas de polen se encuentran pesadas, haciendo su vuelo perezoso. Incrementa la intensidad del color. Lentamente, sondeando, los ojos se detienen. El objetivo ha sido demarcado, la salivación aumenta. La lengua se desenrolla.

(Coro)
¡Bang! Nueve segundos después la acción dispara los músculos, despertando el hambre asesina e insaciable. Sforzando de Metales. Dos gotas, cristalinas por la sal, explotan en psicodelia luminosa.

Interconectadas las redes neuronales se activan en cadena. Debajo del lecho oceánico una burbuja de diamantes se forma. Sobre ese mismo lugar nace una pequeña fumarola, que provoca una pequeña onda. Sin perder su momentum llega hasta la orilla dejando una idea.

(Volver al comienzo)

Anuncios

Una respuesta

  1. Pingback: Suicide Bomber « Desorden Intelectual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s