Delirios de una mente trastornada

Al verte


Te partiré abierta
como mono al soltar en lo alto
de la palmera el deseado coco,
como Neanderthal con hambre
quebrando huesos con piedras
para saborear la medula.

Te partiré abierta.
Extendida y descubierta
comprobare que todos somos
rosados por dentro.
De la sandia de tu cuerpo
la negras semillas escupiré,
el dulce caldo chorreara
por labios y mejillas,
por piernas y pantorrillas
hasta enajenar mi hombría.

Te partiré abierta.
Seca y cansada
como suelo del desierto
sobre ti caminare
y cada pisada
fracturara la inocencia,
hará surcos, harás reverencias.

Y así
partida como coco,
quebrada cual hueso,
escupida  como semilla
y pisada como el suelo;
así me imploraras más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s