Delirios de una mente trastornada

Rey Niño (Primera Parte)


En ese mundo que es solo mío
hay un país llamado Olvido,
limita al norte con la soberana nación del Orgullo
y al sur con el poderoso imperio del Sentido.

Es una monarquía autárquica y neutral,
habitada por un rey niño,
único capaz de soportar
los constantes terremotos,
las tormentas de ácido
y las inundaciones de la memoria.

Algún tiempo atrás
sus vecinos quisieron conquistar
esta tierra rica en momentos,
único lugar donde brota de las piedras la paz;
ignorantes desconocían el poder
del ejército de la nada.

Sin remordimientos o dudas
el rey niño humillo las fuerzas del Orgullo,
deshizo el poderío del Sentido,
de nuevo fue el único en el país del olvido.

Nuevos habitantes llegaron al país del Orgullo
y el imperio conquisto nuevas sensaciones
pero nadie venía a acompañar al niño.

Tirano y déspota
en su corazón el odio creció,
pues la soledad nos enfrenta
al creciente vórtice de la oscuridad.

Alto en su torre día a día escucho
la amenazante alegría en la que sus vecinos vivían
día a día vio su población crecer
y noche a noche su ejército convertía recuerdos en nada,
agregaba pelotones, lagunas en su geografía

Blog del artista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s