Delirios de una mente trastornada

Pilsen en la arena


Sera de vidrio mi prisión
color de tus virtuosas aureolas,
maestras que soplaban,
sacando las notas morbosas

Cárcel lubricada,
agotada, lúgubre.
Has estropeado
el poco lumbre
que me ha dejado
esta vida torpe

Circulares tus paredes
para que infinito sea mi caminar,
rondando estaré, cargando pieles.
Botella oxidada por el agua de mar.

Jamás podrá tu turbiedad atrapar,
mi mirada, entre tus sienes;
filtro que hiede a tierra por mojar
la corriente esta penetrando ¿Hueles?
La sal corrompiendo, a punto de oxidar.

¿Playa será que puedes perdonar
las olas que revientan? No dejes
su incansable ataque acabar.

Imagen por  Talon Abraxas

Anuncios

2 comentarios

  1. Qué loquera! Me gusta un montón! 🙂 muy original.
    Saludos!

    27 febrero, 2012 en 12:42 PM

    • Gracias por el comentario, es grato escucha que te parece original, un epíteto muy buscado entre los que escriben o hacen arte!

      27 febrero, 2012 en 1:52 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s