Delirios de una mente trastornada

Lugares extraños


Alguna vez escuche decir
que hay un país
en el que la gente no puede hablar
mas de lo que ya no está,
reina el silencio;
el rocio se escucha como un vendaval.

Hay días en que hasta el viento calla,
nadie osa siquiera caminar
y en este momento sepulcral
un borracho se pone a cantar
una dulce tonada en la que no hay
ni atardeceres, ni la tristeza del mar.

Canta que él conoce
las palabras mágicas
de lo que vendrá.

Las recuerda de un pasado,
tan lejano como su primer adiós,
en un libro divino leyó
que el Destino su vida vendió
por un beso de la dama del quizás.

Anuncios

2 comentarios

  1. Anónimo

    Es un placer visitarle, casi tanto como leerle.

    25 septiembre, 2012 en 1:11 AM

    • Y para mi es un gusto escuchar tan bellas palabras, serian aun mejor disfrutadas si supiera de quien vienen 🙂

      26 septiembre, 2012 en 8:59 AM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s