Delirios de una mente trastornada

Entradas etiquetadas como “Cementerio

Père Lachaise

 

Tengo un cementerio de neuronas
tan concurrido que le llamaremos Paris
y es que no entiendo como
si me he embrutecido,
si he humedecido a la muerte,
ahumado sus ropajes,
aun irrumpes en mi, delirio tremens

¡Salte! ¡Vete!

es hora que mueras ya…
oh maldita memoria inmortal

Los rosetones de Nuestra Señora
se han roto y los veo
desde hace días caer,
¿Será que me cambiaron el vidrio
por plumas de cuervo?

Pues lo juro,
mis ojos no me engañan,
aun marcando una cruz roja en el suelo
ellos no caen y tu sigues aquí
con tus senos de chocolate
y la persona que alguna vez fui.

Me dijeron que la carne
quita el mal-sabor de la garganta,
he hecho una masacre solo para saborear
pero la boca me sabe a resaca,
tan seca que no puedo tragar.

Vestigio vertiginoso
viciosa vertiente
veneno vil

¡Vete!

Anuncios

Cementerio/Divagación draconiana

Camino en un cementerio en la profundidad de éste, tu mar atemporal, intentando encontrarte.

Camino y mis pisadas rompen la tranquilidad de este suelo tan lleno de muerte. Mi mano toma instintivamente la caja y lleva un cigarro a mi boca. La otra agarra tus ojos y prende este cigarrillo. Más que inhalar, trago este humo queriendo matar ese aire en mis pulmones que le da sonido a estas voces. Esas que me recuerdan gritando que no soy tu primer Pigmalión, que no eres Mi Galatea y que tampoco fui el primero que intento violar a Pandora. Los alaridos dicen que soy solo otra proyección de tu Edipo. ¡Malditos griegos!

Me acerco al Mausoleo de Dionisio y toco su puerta, buscando ese vino que me hace rasguñar el silencio como Reinaldo. Me convierto en animal y siento, aúllo a esa luna que construye tus olas y mi aullido es un llanto que resuena en este estático lugar.

De las tumbas salen cientos de fantasmas; mis alas se atrofian por el frío aliento de estos lamentos hechos acción. Incapaz de volar preparo mis pulmones, respiro el fuego que da brillo a tu mirada y al exhalar solo sale ese humo color tabaco. Mis escamas no son barreras para estos seres insubstanciales, mis garras no harán sangrar su terror.

Llevo mi mano a la boca, tomo el cigarrillo, lo boto y con la punta de la bota extingo su calor. Y me asombro… ¡Cómo se divaga al ser dragón!

Site oficial del artista aquí


Mar de Luna

Eres como el mar
llena de historias
de marineros, que en ti
han alcanzado multitud de glorias

En tu profundidad
hay un cementerio
de barcos y cadáveres
seguros y altaneros
fallaron en ser tus Lares

Cuando crece tu temperamento,
cuando tu furia se desborda
cubres de
exquisita muerte
países y continentes
¡Oh cómo quisiera tener la suerte
de ser tu luna!

 

Site oficial del autor del oleo