Delirios de una mente trastornada

Entradas etiquetadas como “crecer

Volcan

Pequeño crio eres tan débil
que sobre ti una montaña has creado
y ahora ves desde lo alto
donde el aire es puro y frio,
pequeño crio se te ha olvidado
aun en las alturas hay días nublados.

Ves lentamente las nubes crecer
pero en la tierra estas plantado.

Liquida, roja y caliente
es tu abierta cima.
Soberbio y pobre enano
¿Para qué escalar tus laderas?
si solo prometes una muerte certera.
Miente, que nada quema más
que una palabra sincera
y tus discursos, esa verborrea,
son, para ese bosque, demasiado honestos.

Demasiado blancas
son tus avalanchas.

Pequeño crio hazte fuerte
y levanta la montaña
que pronto habrás crecido
y ya no te podrás mover.

Anuncios

Crecer

Allá en aquellos tiempos era yo tan solo un niño. Pero aun recuerdo no querer llegar a casa por miedo al hogar; esos que te hacen querer correr hacia el bosque, ese puro, violento e incontrolable oasis.

Corro, hacia el infinito. Con fuerza sin sentido pero con mucha razón. Solo… O tal vez solo solitario…

Levanto la mirada y la luz, escondida, tenue, inocente, me ilumina; me cubre: un cálido abrazo de ésta mi naturaleza.

Me pierdo y en esa perdición me libero, siento.

No hay casa, solo un olvido ocasional. Y un recuerdo de esta pobreza, causa de una excesividad de objetos.

Y sin embargo no la pasé tan mal; nunca pasé hambre.

Crecí y busqué un significado ¿ Y qué encontré? Mucho valor carente de realidad, una pasión que no encuentra posición, una mente que se pierde en la sinrazón,  una negra caricia que me hace pedir perdón.

Fuerza, la muerte se rehusa a venir, solo te atormenta, te seduce. Fuerza y poder. Si no, no vas a lograr encontrarla. Esa vida que te hace falta, esa historia que quieres escribir. Esa venganza contra lo que no quiso morir.

¿Me limito a soñar? ¿ O aprendo a volar?

Corto mi espalda, abriendo camino. De mi sangre sale ese veneno del olvido.

Un tumor de mis pulmones, quiere respirar. Busca lugar a traves de mis omóplatos, empujándolos, obligándolos a salir.

¡Cómo disfruto el sufrimiento de crecer!