Delirios de una mente trastornada

Entradas etiquetadas como “Moratin

Arte de las putas

Normalmente no me gusta publicar cosas que no son mias, prueba de esto es que nunca lo he hecho, mas pero sin embargo la magnificiencia con la que Moratin expresa sentimientos que son tan mios, me ha obligado a hacerlo. A continuacion pequeños extractos de esta gran obra.

“Pues, ¿qué delito, mi inocente Musa,
comete, cuando a un mal inevitable
no pudiendo extinguirle, le modera
la malicia fatal? Ya que haya mal,
el modo por lo menos bueno sea

y hágase bien el mal. Si yo evitara
tanto dispendio en jóvenes perdidos,
¡que felices mis versos contemplara!
¡cuantos enajenados, mal vendidos,
cuantiosos patrimonios mendigando

se miran por las putas insaciables!”

 

“Tu lujuria estos versos ha inspirado;
otros serios canté, no me escuchaste;
pues oye, que, pensando deleitarte,
doctrina beberas disimulada,
o viciosa, pues pura no te agrada;

y así la rectitud de los jueces
severos no interumpan mis acentos,
ni me condene hasta cantar seis veces,
y el mundo me dará agradecimiento,
porque tantos que el tiempo mal emplean

putean sin saber lo que putean”

 

“Pero Apolo la arte lisonjera
halló en cualquier parte proporciones,
en todos los lugares y ocasiones;

con ella engañarás a las que engañan,
con ella haras creer que dar intentas
aun lo que de no dar intención tienes;
huye frases extrañas y violentas;”

-Texto completo aquí


Augurio

Estimado caballero ponga atención a mi augurio
que aunque no soy adivino, de algo estoy seguro
es que la historia siempre se repite.
En mi ese amor ya no compite
pero no quisiera ver nunca adolorido
a un hombre, por más que no lo haya conocido.

Así, noblemente le pido que me escuche,
no vaya a ser que el desconocimiento serruche
su hombría y se vea usted un día perturbado
al ver su corazón tan hábilmente quebrado.

En esta época de escepticismo
equívocamente encontramos simbolismo.
Creemos que una mujer por ser hermosa es musa.
Hechizados pues, corremos felizmente a la escaramuza.

Luego cuando nos vemos en el suelo derrotados
con su cuerpo encima y los ojos extraviados
nos damos cuenta que por vestir como princesa
no significa que no sea amazona de los pies a la cabeza.

Tarde caeremos en cuenta que se ha quitado un pecho,
que debajo de sus costillas solo hay un transitado trecho;
que en el acto se ha quitado el escudo, pero no el arco.
La veras también como una obra de arte, sin marco.
La admiraras, con quijada abierta, cual obra de Alexandro.
Se cerraran tus ojos a otros lienzos, ahí empezara tu meandro.

Acariciándose sus egos largo y tendido
te dirá que como tu nadie nunca ha venido.
Comparándote con el Magno, dirá que conquistaste su Europa
mientras, seduciéndote lentamente, se quitara la ropa.

Se abrirá una concha en tu mente llena de vana ilusión
el místico manto de la Primavera quitaras, así empezara tu perdición,
cubrirás suavemente con él a tu nueva diosa
y crearan mutuamente miles de cuentos y prosas.

Caminaras con la cara en alto en el camino entre costillas
con tus ojos quemados por el sol tropezaras con mil piedrecillas
al andar se convertirán en riscos de mármol y granito
con letras de trazo fuerte en cada una estará inscrito
“no creo en dios, en las Moiras o el destino”
así sabrás que tu viaje estaba planeado para ser finito.

Perdona que sea tan clásica mi rima
pero a Moratín le tengo mucha estima.
Expuesta en detalle esta ahora mi predicción,
espero mi experiencia sirva de lección.