Delirios de una mente trastornada

Entradas etiquetadas como “postaweek2011

Si

Adentro nace una palabra
prematura, de piel rosada
y venas marcadas.
Tiembla, tose y se retuerce
pero se rehúsa a morir
sabe a que ha venido,
se piensa quedar.

Desnuda parte hacia el horizonte
no sin antes pensar en sus compañeras
-algún día volveré,
juntos haremos poesía,
ustedes me verán como un héroe,
yo solo diré que me harte
de este lugar-

Al poco andar
encuentra un pueblo
por gigantes habitado.
Caras y cuerpos rotos,
echados; quemados por el sol.

Intrigada la palabra
se cuestiona
porque al verla
ninguno se movió,
hasta que logra ver
las cadenas y los letreros de neón
en todos escrito un:
¿Qué dirán?

Preocupada por no saber
a “quienes” se referían
caminando continúo
hasta llegar a un frondoso bosque.
El suelo respiraba, crujía,
tropieza con una rama,
su cuerpo lleno de barro queda.
Al levantarse la rama hablo:
“Mi nombre es Sentido
tómame y ya no volverás a caer”

Así continuaron los dos,
feliz la rama de sentir el aire,
segura la palabra
nunca más cayó.

Lentamente el bosque
en pradera se convierte,
Palabra y Sentido caminan al unísono
con fuerza, como si supieran su destino.

El viento sopla
y como la imaginación,
la palabra levanta vuelo
da vueltas y piruetas.
Sentido cuenta y recuerda
los días en que alto en el árbol
el sol veía nacer y morir,
suavemente a tierra caen
en frente de una casa
escavada en una pequeña colina.

A su llegada sale
a recibirlos un hombre barbudo

-Vengan Palabra y Sentido,
largo tiempo he esperado su venida.
Entren, esta es mi casa,
mi nombre es Sonido-

Entran los dos,
les da la bienvenida una gran bóveda
cavada a mano;
al final una gran puerta plateada.

Con un ademan
el viejo Sonido
los invita a sentarse.
Una vez en el suelo,
se acaricia la barba pensativo

-Al otro lado de la puerta
esta tu destino,
toma esta armadura
con ella tal vez
serás recordada.
Pero estate segura
al salir morirás.
Feliz, tu muerte,
a dos dioses hará.

Veras Palabra
tu nombre juntara sus energías,
tu nombre es Si-

Al oír su nombre Palabra
cae en cuenta de su verdad,
decidida agarra a Sentido,
se pone la armadura
y corre hacia la puerta.

Con su cuerpo rompe las bisagras de la puerta
y al cruzarla piensa
-Mi nombre será recordado,
así nunca moriré-

Epilogo

Piensas un poco tu respuesta
humedeces tus labios
y disparada sale una palabra
como un silbido.

Mientras te beso pienso
-que valientes son las palabras-

Anuncios

Rey niño (Segunda parte)

Paso el tiempo
y las lagunas crecieron
en el centro del país del Olvido,
una a una se juntaron,
año a año lentamente
un mar fue creciendo

El rey niño miraba
desde su alta torre
como el agua iba subiendo
atrapándolo en su solitaria prisión,
año a año el dolor se convirtió en sufrimiento.

Mando heraldos a sus vecinos
alertando, previniendo,
pronto el mar pasaría sus fronteras…

Pero en sus gritos de ayuda
ellos solo vieron
una amenaza y no su arrepentimiento.
Diques y murallas en el horizonte
continuamente fueron apareciendo
símbolos de la vacía indiferencia.

Mientras tanto el agua iba subiendo
y con ella la desesperación
de saber que no habrá un mañana.
En su frágil mente
el niño pensó
-para que continuar-
porque no apresurar
su aniquilamiento.

De una negra caja,
gravada en oro
sobre ella una inscripción:
“Tranquila Salvación”,
saco la daga
su mano temblaba,
su corazón explotaba.

Primero el beso frio
luego el húmedo calor,
la visión empezó a nublarse,
por último la completa absolución.

De su garganta
salieron
todos
los recuerdos
reprimidos

El mar se hizo océano,
los diques y murallas destrozo,
cubriendo por siempre
ese mundo que es solo mío
con la profundidad del Abismo.


Rey Niño (Primera Parte)

En ese mundo que es solo mío
hay un país llamado Olvido,
limita al norte con la soberana nación del Orgullo
y al sur con el poderoso imperio del Sentido.

Es una monarquía autárquica y neutral,
habitada por un rey niño,
único capaz de soportar
los constantes terremotos,
las tormentas de ácido
y las inundaciones de la memoria.

Algún tiempo atrás
sus vecinos quisieron conquistar
esta tierra rica en momentos,
único lugar donde brota de las piedras la paz;
ignorantes desconocían el poder
del ejército de la nada.

Sin remordimientos o dudas
el rey niño humillo las fuerzas del Orgullo,
deshizo el poderío del Sentido,
de nuevo fue el único en el país del olvido.

Nuevos habitantes llegaron al país del Orgullo
y el imperio conquisto nuevas sensaciones
pero nadie venía a acompañar al niño.

Tirano y déspota
en su corazón el odio creció,
pues la soledad nos enfrenta
al creciente vórtice de la oscuridad.

Alto en su torre día a día escucho
la amenazante alegría en la que sus vecinos vivían
día a día vio su población crecer
y noche a noche su ejército convertía recuerdos en nada,
agregaba pelotones, lagunas en su geografía

Blog del artista