Delirios de una mente trastornada

Entradas etiquetadas como “tango

El pecado original

 

Me quiebra ese momento,
me quiebra el maldito recuerdo
en el que dijiste adiós

Fue oceánico el sentimiento,
atemporales esos momentos
en los que nadé por el mar primigenio
y floté con los ojos hacia el sol
hasta poder ver las esferas
de luz, en tu inconciente

Ahora solo queda
un dolor fantasma
de esa extremidad cercenada
por este síntoma que llevo,
esta condición.
La que me hizo sacar del mismo infierno
a la gran bestia Behemoth

Después de la guerra
el cielo es tan claro
ausente de esa tu suave lluvia
con la que una vez irrigué
los campos de Avalon
en los que ahora descanso con tu Grial

Quisiera despertar de este sueño y volver a ver tus dulces ojos
hundirme en ese mundo Imaginario
que una vez dibujaba a una princesa en una torre
y describía un viaje Simbólico hacia un laberinto sin salida
en el que me perdí y sangré,
para rescatar a Fedra.

Sé que esta ironía se debería sentir a adiós
pero no quiero ser un parche
en una armadura oxidada,
uno como el que un día atravesé
embrujado por tu posión,
ese por el que dijiste adiós

Fue nuestra unión
un suspiro
que te saqué excitado hasta ahogarte

Pero en esa transferencia
de sentimientos y pasiones
siempre quedan cenizas

Prende de nuevo ese fuego
haz que vuele ese pájaro
que solo quiero acompañarte,
que solo quiero sentir ese calor,
nadar en ese mar primigenio
y volver a encandilarme con tu sol.

La imagen fue tomada de aqui


El tango de la Paranoia

Y la Paranoia me ataca
lentamente.
Me muestra mil y una posibilidad.
Que todo sea
asombrosamente
un juego.

El silencio te saca a bailar
y tú siempre dispuesta
das vuelta por mi cabeza.
Ésta tu música depravada
aumenta  con emoción.

Oh! Maldita
por qué no contestas
cuando te llamo.

Y mi inseguridad grita,
muy adentro,
con melodía y en forte,
es todo un crescendo.

Otra voltereta; un movimiento
de cadera
y para terminar
un abrazo declaratorio:
Será esto amor.