Delirios de una mente trastornada

Entradas etiquetadas como “triste

Pasó

Este,
es mi adiós,
este es mi olvido.
El que te restriega
en las cuchillas del coral,
dejándote inválido,
espuma que burbujea
roja…

Digo y me recuerdo,
que hasta aquí llegaron
las historias que te contaban
antes de dormir, antes de soñar;
hasta aquí, adiós…perdón,
el árbol dura mucho en torcer,
el agua dura en corroer,
la piedra que ansía explotar.

Y se acabó
el sí del altar,
los trajes de gala
no serán sacados
de sus bolsas, plástico,
esqueletos de brea negra
como el veneno que pico
a la primera mujer,
en ese árbol, le enseño,
el efímero recuerdo
de la felicidad.

Fue un placer
compartir este lugar,
volar sobre las alas,
de lo que pudo haber sido,
un antiguo dragón
que algunos llaman
el dios arquero del instinto.

Ya no quedo,
más que las piedras,
sobre las que caminó
la más negra de las bellas,
ya no hay más que,
las olas, los vestigios
de la luna y su blanca
luz que evapora esta insatisfacción.

Hasta luego amor…

Anuncios

Ale-Mania

 

Mira si es gata
que se va
cuando no la puedo dejar de querer
no tendra patas
si no pies
pero dice que los tiene al reves
no le gusta el agua
tiene miedo que al saltar el charco
se pueda caer

Es gata y dice que volvera
para mi barbilla morder,
a odiar mis colochos.

Mira si es gata
que no sabe jugar
sin sacarte las garras
y las manos aruñar
pero si de imprevisto
le tomas la manita
te das cuenta que esconde
tanta suavidad

Es gata y es mujer
la menina que da placer
es gata y la voy a extrañar
pero a un felino
no se le puede encerrar.

“Si te llegas a sentir triste lee esto y recuerda que aqui se te espera con ansias”


Yo no soy pintor

(Perdon menina)

La dama de la vega esta triste
pues aquel que no debió
haberse equivocado
se encuentra siendo
demasiado humano

Así su nombre
a sido invadido
por todo el ejercito
Reprimido

Observa por su ventana,
tal vez por su hermana acompañada,
el rio de diamantes no nacidos
los ve por lo que son,
carbones nada mas,
con los que se calientan
las hogueras
del calabozo
Corazón.

Ve a lo largo del camino,
se pudre el zacatal
la tierra con acido
se empoza
y esa morriña
no tiene pa´
donde agarrar

El árbol de los instintos
se empieza a secar,
los pañuelos a mojar
árido se ha vuelo el paisaje
árido se ha vuelto mi pincel.

Para la primera parte de este poema leer Morriña de otra tierra